G A R U N A





Hace un tiempo escuché en la radio un programa sobre el compositor y musicólogo armenio Komitas Vartapet (1869-1935). Sus canciones y las canciones populares armenias que recopiló son lejanas en el tiempo y en el espacio para mí. Sin embargo, sembraron una inquietud y una emoción profunda. Escuché algunas cosas hasta que di con un disco con canciones grabadas con su propia voz y las de Armenak Shahmuradyan. Entre ellas, una llamada Garun a, en la primavera en castellano. Aquella escucha fue importante, activó algo en mi memoria. Abrió un canal emocional como lo hacen aquellas fotografías o conjunto de fotografías o palabras o textos que sin atender a ninguna justificación atraviesan la piel y fluyen para siempre dentro, muy dentro.

Un tiempo después, preparando una exposición con algunas fotografías cercanas, necesité que esa canción formase parte de ese proceso. Comencé a escucharla imaginariamente cantada por un cello, y busqué a algún músico que pudiese hacer un arreglo e interpretarla. Así conocí a Abigail R. Horro, que interpretó Garun a en la inauguración de la exposición de Centro, fruto de un hermoso trabajo en equipo.

El modo en que algo tan ajeno, en un principio, como una canción popular armenia del s.XIX construyó una experiencia colectiva con la interpretación de Abi, pasando por todo tipo de regiones, desde las más íntimas hasta las más compartidas, fue el descubrimiento indicado para construir Garuna como un lugar un paso más allá del pudor en el que compartir algunas cosas.

Pablo Trenor Allen